Dentro de poco encontraremos reuniones de gente anónima confesando que arruino su vida por culpa de su adicción a la droga más potente de la actualidad… Tigerball.

Un juego que parece una estupidez y que una vez entra en tu vida, no saldrá de ella, altamente adictivo puede dar al traste con tu vida social y familiar… ¡incluso laboral!

De una sencillez extrema, este juego va a empezar a devorar tu tiempo poco a poco y cuando quieras darte cuenta ya será demasiado tarde. Jugaras con él en el metro, mientras esperas en la cola del super o en el descanso del trabajo.

Se acabó eso de actualizar tu estado de Facebook o Tuitear desde el baño, ahora estarás obsesionado con la bola de tigre y el maldito frasco verde. Llegaras tarde a las citas con tus amigos, tu novia te odiara por olvidarte de que ese miércoles ibais al cine y tu madre pensara que te masturbas en el baño de lo que tardas en salir.

Tigerball

Pero la verdad es que pocos juegos son tan divertidos y amenos como Tigerball. La dinámica del juego consiste en lograr colar una pelota amarilla con rayas negras en un tarro amarillo y verde con una estrella dibujada. En Tigerball no hay nada puesto al azar, está todo diseñado para que la dificultad sea creciente, desde los escenarios a los obstáculos o la colocación del bote, todo está diseñado para tu diversión.

La mecánica también es simple, o tan compleja como el mecanismo de un botijo que decía mi abuelo, deslizar el dedo desde la pelota, elegir la potencia y el ángulo de disparo, y el resto dependerá de nuestra habilidad. Un único disparo para que la pelota acabe en el interior del tarro. Eso es todo y no es poco, el juego llamado a derrocar a los pocos que aun juegan a Angry Birds.

COMPARTIR
Analizamos Apps, Jailbreak y Juegos para iPhone. Noticias de Apple y Mac y descarga de aplicaciones.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here