Drone Buzz

Ser piloto de drones, una profesión muy rentable y demandada



En el pasado los más pequeños soñaban con ser astronautas, policías o marineros. Hoy la profesión más deseada es la de piloto de drones. Sí, has leído bien. Charpu, Luke Bannister y otras celebridades de este mundillo empiezan a ser la referencia para jóvenes y no tan jóvenes, que empiezan a formarse para ganarse la vida con uno de los trabajos más atractivos del momento. Pero ¿hasta qué punto es rentable?, ¿realmente existe una demanda sostenible en el mercado?, ¿qué salidas profesionales tiene ser piloto de drones?

De acuerdo al portal Drone Spain, alrededor de 20 mil personas en España dispondrían de titulación oficial para trabajar como pilotos de aeronaves no tripuladas. Infojobs, Indeed y otras conocidas bolsas de empleo online demandan habitualmente a estos profesionales, que en pocos años se han convertido en legión. De ahí que este sector, como tantos otros en nuestro país, muestre un marcado desequilibrio entre la oferta y la demanda.

Con todo, las previsiones no podían ser más optimistas, pues la Comisión Europea ha sido clara en cuanto a la creación de empleos: los drones llegarán a generar más de 250 mil, una cifra impresionante. Los primeros pasos para su regulación, además, ya han comenzado. Recientemente se lanzó un Real Decreto relacionado con estas aeronaves por mediación de la AESA (Agencia Estatal de Seguridad Aérea), que promete evitar situaciones de caos y los muchos vacíos legales que, aún hoy, presenta el vuelo de drones.

A pesar de la demanda y las proyecciones de futuro, hacerse millonario pilotando drones tendrá que esperar unos años. De hecho, de las cerca de 2 mil empresas reconocidas por Drone Spain con autorización para utilizar esta tecnología, 9 de cada 10 no se dedica exclusivamente a esta industria, cuya rentabilidad deja todavía un poco que desear, por lo menos en el territorio español.

¿Qué salidas profesionales tienen los pilotos de drones?

Sorprende que, año tras año, surjan empresas de sectores tradicionales y emergentes con propuestas para implementar la tecnología dron y optimizar su productividad, disminuyendo los costes. Y es que los pilotos de drones pueden trabajar en el reparto de paquetes, la búsqueda de personas en situaciones de emergencia, la fumigación de cultivos, la prevención de incendios forestales, la industria armamentística, etc.

Finalmente, vale la pena recordar que, si piensas formarte para ser piloto de drones, debes saber que obtener la titulación es bastante costoso. Hoy las empresas que ofrecen cursos aprovechan el boom de esta industria para imponer precios algo abusivos. Así, pueden exigirte 1.000, 1.500 y hasta 2.000 euros, por una titulación que podemos tardar un par de años en rentabilidad, dado que su demanda en las bolsas de empleo están despegando, nunca mejor dicho.





Previous ArticleNext Article
Analizamos Apps, Jailbreak y Juegos para iPhone. Noticias de Apple y Mac y descarga de aplicaciones.