Actualidad, Apple

Apple, más ‘eco’: que nunca vídeo muestra el robot de reciclaje más avanzado



«Este es Liam». Así presenta Apple una de sus grandes revoluciones en materia de sostenibilidad empresarial, una cuenta pendiente para la mayoría de las grandes multinacionales, pero no para la de Cupertino. Y es que más de 90% de las instalaciones de la empresa de la manzana operan con energías 100% renovables, empleando además en sus envases elementos completamente reutilizables. Ahora, gracias a la llegada del robot de reciclaje de Apple, los organismos ecologistas y los consumidores responsables podrán dormir tranquilos, pues el impacto de sus iPads, iPhones y MacBooks en el Medio Ambiente es mínimo.

Apple y sus políticas medioambientales son un ejemplo para la inmensa mayoría del sector tecnológico, que a penas comienza a dar sus primeros pasos cuando Liam ya ha sorprendido el mundo. Pero ¿quién (o qué) es Liam? Hablamos del robot de reciclaje de Apple, un dispositivo diseñado para optimizar los procesos de limpieza, desmontaje y reciclado de los dispositivos obsoletos de esta empresa.

Definido como un reciclybot, el robot de reciclaje de Apple nos ha dejado boquiabiertos, pues opera de forma automática desmontando todos y cada uno de los elementos que dan forma a un iPhone, por ejemplo. Todos materiales pueden ser reciclados, pero hasta el momento la mayoría de las empresas preferían desecharlos, sin dar mayor importancia a que una parte de los mismo engrosaran las llamadas islas de vertederos o fuesen eliminados por procedimientos nada respetuosos para el Medio Ambiente.

Cómo funciona Liam, el robot de reciclaje de Apple

A decir verdad, Liam no está formado por un único robot, sino por cerca de 30 unidades, completamente automatizadas, cuya ‘agilidad’ se basa en el poder de la cinta transportadora y una serie de brazos hidráulicos. De esta forma, Liam puede extraer y depositar en contenedores específicos todos los elementos que componen móviles y tabletas: baterías, altavoces, cámaras, carcasas, pantallas, tornillos, etc.

Cabría preguntarse hasta que punto es ecofriendly este dispositivo de Apple. Como no podía ser de otra manera, la prueba del algodón es Greenpeace. En palabras recogidas por el portal Vice News, Gary Cook, Analista Senior de esta ONG, ha afirmado que «otras empresas tienen compromisos sobre el uso de una cierta cantidad de plástico reciclado, pero en términos absolutos, no conozco ninguna empresa de ese tamaño que haya hecho un compromiso semejante, de hacer sus actividades con un 100% de materiales reciclados».

Así las cosas, debemos aplaudir esta iniciativa de Tim Cook y los suyos, que parece haber tomado buena nota del espíritu que Steve Jobs inspirara a los integrantes de la multinacional más valorada del mundo. Gracias al robot de reciclaje de Apple, nuestros bosques, mares y océanos podrán ‘respirar’ tranquilos.



Previous ArticleNext Article