La realidad aumentada encontró un poderoso aliado en Pokémon Go, que el pasado año reportó a Niantic nada menos que 950 millones de dólares (unos 871 millones de euros), de acuerdo a App Annie. Ahora bien, estas cifras tan vertiginosas no son más que un espejismo, pues el juego de Pikachu se encuentran en caída libre, sin que las iniciativas de la empresa nipona hayan sabido proporcionarle algún tipo de salvavidas. ¿Estamos ante el ocaso de uno de los títulos más rentables de la App Store?

Sólo en Estados Unidos, el auge de Pokemon Go entre los usuarios ya es historia. De acuerdo a las cifras recabadas por Comscore, menos de cinco millones de jugadores se conectan a diario. ¿Dirías que no es un número tan alarmante? Durante el mes de julio, el número de usuarios activos procedentes del país de las barras y estrellas alcanzaba los 28,5 millones, una cifra que nos presenta un claro contraste con la actualidad.

Para tristeza de los fans de Pokémon, este declive no es un fenómeno aislado. El resto de América, Europa e incluso los países asiáticos han visto disminuida la popularidad del título, que llegó a convertirse en trending topic durante semanas. La suya ha sido una vida corta, pero intensa. En poco más de 100 días, Niantic se embolsó 800 millones de dólares, una cantidad que otros juegos (como Candy Crush Saga o Clash of Clans) sólo pudieron igualar después de 250 días y 500 días, respectivamente.

pokemon go

Pokémon: todo lo que sube tiene que bajar

Como han revelado los datos de Survey Monkey, Senro Towwe y otras consultoras, el 19 de julio de 2016 fue el día más afortunado para Pokémon Go, alcanzando la asombrosa cifra de 45 millones de usuarios activos, que hoy no son más que una sombra. Para la prensa especializada, esta rápida caída es sinónimo de la fragilidad de las startups. Pero a decir verdad, los títulos y proyectos asociados a Pikachu se han caracterizado por tener un crecimiento y declive relámpago.

El anime de 1997 que dio a conocer los personajes creados por Satoshi Tajiri al público internacional también experimentó sucesivos ascensos y descensos en su popularidad. El salto a las plataformas también provocó auténticos booms como el de Pokémon Yellow para GameBoy, cuya carcasa amarilla es hoy una reliquia muy codiciada por los gamers más veteranos.

Así las cosas, si Pokémon Go desea sobrevivir y recuperar a millones de usuarios, deberá hacer lo que siempre se le ha dado mejor: reinventarse. Sólo así podrá impedir su prematura desaparición.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

COMPARTIR
Analizamos Apps, Jailbreak y Juegos para iPhone. Noticias de Apple y Mac y descarga de aplicaciones.

DEJA UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here