Análisis Juegos, App Store

¿Qué tiene de especial Chameleon Run, el juego que triunfa en la App Store?



Chamaleon Run comenzó como un simple juego de carreras para iPhone y iPad creado por Noodlecake Studios, y hoy se enorgullece de ser uno de los juegos de Google Play Store más interesantes. Disponible desde 1,99 euros, esta app permite reforzar las habilidades de los jugadores a partir de la osadía del usuario, que debe superar con velocidad y destreza los seis niveles que contiene para que, a diferencia de otros juegos, cada nivel sea más sencillo para el jugador. Como descubriremos a continuación, son muchos los aspectos que marcan la diferencia en Chamaleon Run.

En alguno de estos niveles, el usuario debe combinar saltos simples o saltos dobles más complejos para alcanzar la siguiente pasarela. Esta acción puede ser realmente complicada, pero con temple todo se supera. Si estás pendiente, puedes registrarte en alguna oferta temporal para el disfrute gratuito de la aplicación durante un tiempo hasta que el sistema solicita una cuota que, en ocasiones, puede ser algo más elevada que el precio establecido en la actualidad.

Con un colorido casi flourescente, todos los elementos de Chamaleon Run están diseñados para que el jugador no pierda de vista a su corredor en la pantalla. No te preocupes, la estridencia de los colores hace que sea difícil perderlo de vista. La finalidad de la aplicación consiste en que, con tan sólo dos comandos, la gran regleta a modo suelo por la que avanza el corredor cambie de color coincidiendo con el mismo que pisa e intentar que no desaparezca mientras corre y salta rápidamente a la vez para evitar la caída.

También destaca por su diseño la sinuosidad y fluidez de los elementos del juego en su entorno, la destreza en cuanto a programación y animaciones y la velocidad con la que el robot corre por las pasarelas de colores, que realmente parece que está flotando entre las nubes, efecto creado por el volumen de los elementos que se distribuyen en el espacio. Cuenta con la opción de poder variar entre dos colores, de amarillo a rosa, para que coincida con la siguiente plataforma que vaya a superar.

El jugador deberá acumular el mayor número de bolas semitransparentes o “bolas de humo” que encuentre a su paso. Ya sólo por su diseño y composición merece la pena registrarte en este ameno y breve juego, que puede parecer escueto por los escasos niveles que contiene. Si en un futuro Noodlecake Studios decide ampliar los niveles, quizá pueda contemplar que el propio jugador seleccione los colores de la plataforma con el que se sienta más identificado y convertir Chamaleon Run en un título más completo.





Previous ArticleNext Article