Actualidad

¿Todavía no sabes meditar? Aprende con la app HeadSpace



Con la llegada del verano nuestro cuerpo y mente están cansados y necesitan esas merecidas vacaciones que ansían desde hace meses. Tanto si vais a disfrutar de unos días libres como si no os proponemos registraros en la app Headspace, una novedosa aplicación creada para rebajar los niveles de estrés causados durante estos once ajetreados meses mediante cinco sencillos pasos.

Comenzar a disfrutar de la app Headspace es fácil y rápido. Una vez registrados (puedes hacerlo por correo electrónico, Spotify o Facebook), un vídeo promocional explica, únicamente en inglés, cómo en unos pocos pasos puedes iniciarte en el arte de la meditación.

Con más de un millón de descargas, esta ingeniosa aplicación fue creada por Andy Puddicombe, un británico amante del deporte y la meditación que supo vincular de forma muy acertada el marketing y la reflexión contemplativa y crear de ello una forma de vida. Su madre fue quién, con tan sólo 11 años, le introdujo en el mundo de la meditación hasta convertirse en monje budista.
Este hecho y algún episodio traumático vivido en la adolescencia le hicieron marchar de su ciudad natal rumbo a este la India para alejarse de la vida occidental. Allí permaneció 10 años, viajando por los países cercanos que practican la misma religión.

A su regreso, en 2010 crea una empresa de eventos con un nombre que le daría mucho juego, Headspace y con verdadera mente abierta (así puede traducirse el nombre de su empresa y app) Puddicombe dio nombre también a esta aplicación que, a día de hoy, es una de las apps para meditar más exitosas del mercado. Es por ello que la app Headspace es de pago, pero puedes disfrutar de una versión gratuita de 10 sesiones durante 10 días.

Puddicombre recomienda en cinco pasos inicIarse en este largo camino: tras escoger un lugar relativamente tranquilo, a pesar que es primer punto es ya algo difícil. El segundo punto aconseja realizar los ejercicios siempre a una hora aproximada y en un mismo lugar de la casa para establecer una rutina. Un tercer punto advierte que la primera hora de la mañana es la más propicia para ello, aunque a veces nuestros horarios sean el mayor de los inconvenientes. Realizar esta tarea al alba mejora tus resultados de forma considerable. Pero si no es así, puedes hacerlo a cualquier hora del día.

No todos los días tienes la misma fuerza mental ni física para expandir tu mente, pero tampoco debes castigarte por ello. Es mejor dejar que tu cuerpo siga si propio flujo interno, pero si ese día tu mente se siente aturdida o simplemente no tienes ganas, no te fuerces. Tómate tu tiempo, pero intenta establecer una rutina. Por último, Puddicombe alenta la posición del ejercicio. Si no te sientes cómo sentado en una postura incómoda que te desconcentre, con sentarte en una silla es más que suficiente. Recomienda hacerlo con la espalda recta, nunca rígida.

La app Headspace cuenta con seis niveles de dificultad y muestra un amplio repertorio de paquetes con posibles formas de meditar según la dolencia que se padezca, desde ansiedad por embarazo, pasando por paquetes más específicos en los que incluyen ejercicios para enfermos de cáncer, incluso ejercicios muy concretos para aquellos que padecen de insomnio. Desde el principio un recordatorio te invita a meditar desde mañana mismo, pudiendo observar todos los usuarios que, al igual que tú, practican de forma simultánea algún ejercicio.



Previous ArticleNext Article