Actualidad, Apple, iPhone

Apple, al asalto de la India: comienza la producción del iPhone SE



¿Sabías que la India es el segundo mercado con mayores dimensiones a nivel internacional? Sin embargo, sus 1250 millones de consumidores potenciales no son la razón por la que Apple ha resuelto producir su iPhone SE, pues son muchos los motivos que han llevado a los de Cupertino a tomar esta decisión. Sin embargo, en nada debería afectar a las presiones que vienen sufriendo desde su propio país para que la fabricación de sus Macs y iPhones rompan su dependencia con China.

El iPhone SE, un modelo con una potencia similar al iPhone 6S pero provisto del diseño de la anterior generación, ha comenzado a fabricarse en Bengaluru, ciudad ubicada en el corazón de la India. Esta noticia ha sorprendido a propios y extraños. En los últimos años Apple ha sido un fiel cliente de China, que venía responsabilizándose de la mayor parte de su producción.

Fue el Gobierno de Karnataka quien anunció que «tras varios meses de negociaciones, la compañía Apple empezará a fabricar su modelo iPhone en Bangalore dentro de tres o cuatro meses», en gran medida por los beneficios fiscales que parece haber prometido a los Tim Cook. Ahora bien, la manufacturación de modelos iPhone SE sólo afectará al mercado del país presidido por Pranab Mukherjee.

¿Por qué Apple abre una fábrica en la India… ahora?

El made in China no ha sido ningún fenómeno comercial. En las últimas décadas la práctica totalidad de todas las grandes empresas han manufacturado sus productos en el país asiático, por la eficiencia, rapidez y especialmente la rentabilidad de sus empleados. Sin embargo, los acuerdos con Foxconn han quedado ensombrecidos por el ascenso a la presidencia de Donald Trump, cuya gran promesa electoral era reducir drásticamente las tasas de paro entre los estadounidenses, a través de duras sanciones a las empresas que delegasen la producción de sus dispositivos en países extranjeros. Este 2017, pues, el made in China no seduce tanto a los de Cupertino.

Con el fin de conseguir una mayor independencia de China, un primer paso ha sido establecer fábricas en países como India, poseedor de un mercado muy generoso y aún por explotar. Sin embargo, la alianza con la India para fabricar el iPhone SE en su territorio no habría sido posible sin una serie de ventajas fiscales.

Aunque sería injusto responsabilizar a Donald Trump de los drásticos cambios que experimenta el mercado estadounidense, parece claro que el exabrupto «voy a obligar a Apple a fabricar sus malditos ordenadores en EEUU» marcó el inicio de una espiral de problemas para la marca de la manzana, así como para Ford, Microsoft y otras multinacionales, que también están cambiando los métodos tradicionales de producción: diseñar un modelo en la tierra natal y ensamblar 6 millones en una fabrica de Pekín.



Previous ArticleNext Article